Proveedor Global de soluciones energéticas

CUADROS DE PROTECCIÓN EN LA INSTALACIÓN ELÉCTRICA

INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO

Cuadro General de mando y protección para vivienda

El cuadro de protección eléctrica de una vivienda es un elemento esencial para la instalación de la energía eléctrica en el interior de las viviendas. 

Al instalar un cuadro general de mando y protección en una vivienda es necesario contar con un técnico profesional especializado que disponga del material y los conocimientos necesarios, cumpliendo con las normas de seguridad exigidas por la ley, ya que puede suponer  un proceso de gran riesgo. 

Para la correcta instalación y legalización de un cuadro de protección eléctrica en una vivienda es necesaria la certificación que verifique el cumplimiento de la normativa por parte de un técnico autorizado profesional. 

En Melfosur ofrecemos servicios integrales de instalación y mantenimiento del cuadro de mando y protección para viviendas a través de un equipo totalmente profesional que cuenta con una amplia experiencia en todo lo referente al cuadro de protección eléctrica en viviendas.

 

Un técnico de Melfosur manipulando un cuadro de mando y protección

Cuadro de mando y protección. Definición

El cuadro de mando y protección de una vivienda, llamado también cuadro eléctrico o caja de luces, es un elemento vital de la instalación eléctrica de cualquier casa, siendo su función la de proteger los circuitos que componen dicha instalación eléctrica de la vivienda de las posibles problemas como sobrecargas o cortocircuitos en la red. 

El cuadro general de mando y protección se compone de una serie de protecciones magnetotérmicas, fusibles y diferenciales que han de ser instalados y manipulados por profesionales autorizados. 

Para conocer todo sobre la normativa para instalación del cuadro de mando y protección debemos consultar el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT), donde se reflejan las instrucciones técnicas exigidas para la instalación adecuada del cuadro de mando y protección de una vivienda en España.

¿Donde debemos instalar el cuadro de protección y mando en la vivienda?

El cuadro general de protección de una vivienda, según la normativa REBT, ha de instalarse a una distancia recomendada del suelo de aproximadamente 1,40 metros, pero nunca superior a 2 metros. Como excepción, en los locales de índole comercial puede instalarse el cuadro general de protección a una altura inferior del suelo si se justifican debidamente los motivos.

Otro de los requisitos al colocar el cuadro de mando y protección es que siempre debe de estar lo más cerca posible de donde se encuentra la derivación eléctrica principal en la vivienda, es decir, la que procede del contador de luz. 

Además, la normativa refleja que el cuadro general de protección puede instalarse empotrado en la pared, sobre una superficie, en cuartos de protección o en habitaciones divididas por muros, según convenga. Por lo general el cuadro de mando y protección en una vivienda suele colocarse en lugares discretos y de fácil acceso, donde se encuentren protegidos de golpes, salpicaduras o daños, ya que supone un elemento fundamental de la instalación eléctrica de cualquier hogar.

¿Cómo debe manipular el Cuadro general de protección un técnico autorizado?

Lo primero que debemos saber es que según el artículo 20 de la normativa REBT la responsabilidad de que el cuadro general de protección esté en perfectas condiciones recae siempre sobre el propietario de la vivienda. Sin embargo, solo puede ser manipulados cualquiera de los elementos del cuadro de protección y mando por personal autorizado y capacitados para dicho fin. Es importante también saber que el cuadro de mando y protección ha de ser revisado por un técnico profesional al menos cada 5 años.

Consejos de seguridad en el cuadro general de mando y protección

La normativa reguladora aconseja que al instalar un cuadro general de protección se encuentre protegido por una caja con una puerta con el fin de que se proteja de elementos del entorno como el polvo.

La normativa REBT también aconseja que dicha caja protectora sea de un tamaño considerable por si en un futuro se desean realizar ampliaciones del sistema del cuadro eléctrico.  

Además, se aconseja a los propietarios marcar con un rotulador o post-it cada interruptor para saber que circuito eléctrico corresponde a cada vivienda. Así , los propietarios pueden desconectar la corriente eléctrica de cada vivienda de forma individual para realizar sus propias tareas del hogar.

foto del cuadro general de protección de electricidad

SERVICIOS EN ELECTRICIDAD,
ENERGÍA Y TERRENO